• English language
  • German language
  • Italian language
  • Spanish language
Navegación

Quiénes Somos

Renta variable

Ofrecemos soluciones de inversión con una volatilidad controlada a través de nuestra gama de productos de FCP.

Adoptamos un estilo de gestión activo y apostamos por la participación en los mercados alcistas, al tiempo que protegemos a los inversores frente a los riesgos bajistas.

Destacan sobre todo nuestras estrategias de renta variable:

GAMAX Funds Junior, un fondo de renta variable global orientado a los consumidores jóvenes, con una trayectoria de 16 años y pionero en el ámbito de la inversión temática, y GAMAX Asia Pacific Fund, una estrategia de renta variable sin limitaciones orientada al mercado de Asia Pacífico (incluido Japón), ambos gestionados por DJE Kapital AG.

Nuestras estrategias de inversión en renta variable ofrecen una oportunidad de participar en la evolución de los mercados mundiales o asiáticos a largo plazo, al tiempo que minimizan el riesgo de deterioro permanente del capital gracias a su enfoque de baja volatilidad.

Adoptamos un enfoque de inversión de alta convicción a largo plazo y estamos convencidos de poder ofrecer rentabilidad mediante la gestión activa y sin limitaciones. A la hora de construir nuestras carteras no tomamos el índice como punto de partida, sino que nos centramos en controlar los riesgos bajistas en todas las etapas del proceso.

Los envidiables rendimientos ajustados al riesgo de los fondos de renta variable GAMAX son obra del equipo de DJE Kapital AG (nuestra gestora de cartera), que ha obtenido numerosos galardones, el cual se centra en el análisis fundamental para seleccionar empresas estables de calidad que cuentan con franquicias duraderas y presentan un sólido crecimiento de las ganancias y un flujo de caja consistente. 

Esto se combina con una estructura de inversión sobradamente probada que ha sido perfeccionada durante más de 25 años, la cual permite comprender en profundidad y de forma innovadora el equilibrio dinámico entre los tres factores que condicionan los mercados de renta variable: las métricas fundamentales, el contexto monetario y el ánimo del mercado (la estructura FMM, por su denominación en inglés).